Tratamiento Anti-Aging

 

 

A pesar de que la piel sufre un proceso normal de envejecimiento, las arrugas no hacen parte de éste hasta alrededor de los 60 años. En 80% de los casos, los rayos ultravioleta del sol son los responsables del proceso de envejecimiento; los mismos están compuestos por rayos UVA, UVB y UVC, de los cuales los UVC no afectan la piel porque son absorbidos por la capa de ozono; los rayos UVB solo afectan la capa más exterior de la piel que es la epidermis. Al contrario, los rayos UVA llegan hasta la dermis que es la capa más profunda de la piel, localizada por debajo de la epidermis. Allí es donde se encuentran los vasos sanguíneos junto con las proteínas elastina y el colágeno, las cuales funcionan como un tejido de soporte. Al disminuir estos dos elementos la piel toma esa apariencia de arrugamiento y depresión, efecto aumentado por los rayos solares.


En general, el proceso de envejecimiento de la piel es complejo y esta íntimamente relacionado con el proceso natural de deterioro funcional y estructural de los demás órganos del cuerpo y así mismo, dependiendo de la cantidad de estímulos nocivos que recibimos, ya sea intrínsecos (genéticamente determinados) o extrínsecos (medio ambiente y factores físicos como los rayos ultravioleta del sol).
 
 
DEFINICIÓN


Por definición, una arruga es un surco o pliegue de la piel o de cualquier otra membrana, ya sea por disminución de la capa de grasa más profunda o por disminución del tamaño de las células que hacen parte de la dermis. Esencialmente, ocurre una disminución del contenido de agua, la
piel produce menos aceite y la capa externa (epidermis) se vuelve áspera y seca; además, hay una alteración de las fibras elásticas y de colágeno situadas en la dermis. Cuando la producción de colágeno se reduce, la piel cede. A medida que las fibras de elastina se van deteriorando, la piel pierde su elasticidad y aparecen las arrugas y los cambios en apariencia que pueden diferenciar la piel envejecida de la piel joven
 
 APARICIÓN DE LAS ARRUGAS


Los vasos sanguíneos de la dermis o capa profunda, suplen de oxígeno y nutrientes a la piel, los cuales ascienden hasta la epidermis para estimular formación de nuevas células. En la dermis se albergan las fibras de colágeno que le dan la fuerza y la firmeza a la piel, y la elastina, la cual le da a la piel su flexibilidad. Además esta capa es la responsable de producir humedad y mantenerla. lo que le da a la piel su textura y suavidad a través del tiempo. El
envejecimiento natural no viene con arrugas necesariamente, pero al ocurrir ocasiona arrugas finas superficiales. La exposición solar genera arrugas prematuras que son profundas y gruesas
 

 

DIFERENCIACIÓN DE TIPOS


Las arrugas pueden clasificarse según su localización y según el tipo. Pueden ser de bordes suaves en el área de la frente o en la región delimitada por el área externa de la nariz y el pómulo que corresponde a la región nasogeniana. También pueden ser con picos puntiagudos, bordes "a pico" o las llamadas "patas de gallo". Pueden además originarse o verse aumentadas por diferentes factores:
 
Factores intrínsecos
Son genéticamente determinados
 
Factores Extrínsecos:
Contaminación
Disminución de la capa de Ozono
Radiación ultravioleta
Alcohol, cigarrillo

 


 
 
         ¡¡NO ESPERES MÁS PARA LUCHAR CONTRA ELLAS!!


Llamar

E-mail

Cómo llegar